Usos del sistema Cardox en la fabricación de cemento

Utilizado por todos los grandes fabricantes de cemento, Cardox es ampliamente conocido por ser el método más eficiente, fiable y rentable para la limpieza de acumulaciones y obstrucciones en precalentadores, ciclones,  bocas de horno, canalizaciones verticales, enfriadores y hornos rotativos.

Cardox International, el primer fabricante y proveedor de Cardox, ha prestado servicio a la industria cementera durante más de 60 años.

Cardox puede eliminar acumulaciones con rapidez y recuperar el nivel óptimo de producción de la planta sea cual sea la temperatura de funcionamiento, sin necesidad de largos tiempos de inactividad por esperar a que se enfríen las cámaras en cuestión.

Funcionamiento: rápido, seguro y sencillo

Eficiencia

A diferencia de los dispositivos de aire comprimido de los que se quejan las plantas de fabricación de cemento por su ineficacia (con pérdidas de eficiencia de hasta un 75 % según informan), ¡con el sistema Cardox no hay pérdidas de eficiencia! Cada vez que utilice un tubo Cardox para eliminar acumulaciones tendrá la garantía de obtener la máxima presión. Un tubo Cardox, con su chorro potente y seguro de dióxido de carbono, puede eliminar cantidades ingentes de acumulaciones para que pueda volver a su actividad normal a plena capacidad sin perder nada o prácticamente nada de tiempo.

Calidad

El sistema Cardox está totalmente homologado por el Health & Safety Executive de RU (el organismo responsable de proporcionar al Gobierno británico asesoramiento científico en materia de salud y seguridad) y certificado por Delta International Products Testing Laboratories.

Los tubos Cardox están clasificados como equipos a presión y totalmente regulados por la Directiva europea sobre equipos a presión (PED), con lo que ostentan el marcado CE de calidad.

Los tubos Cardox se fabrican conforme a la norma ISO 9002 y también han sido homologados por el proceso de control de calidad de Rolls Royce.

Solución rentable

Muchos de nuestros clientes comentan que el sistema Cardox se amortiza de manera inmediata. Cardox se utiliza solo cuando se producen acumulaciones, por lo que los costes de funcionamiento pueden ser muy reducidos. Por otro lado, los gastos de mantenimiento son mínimos.